2 de enero de 2018

¡BENDICIÓN DE DIOS!

Del  12 al 23 de diciembre estuvimos de misiones  las cuatro novicias de primer año en las veredas el Toro, el Convento, el Palmar y  Santa Marta del municipio de Trinidad, del departamento de  Casanare.
Fuimos enviadas de dos en dos en cada vereda; una hermana profesa y una novicia. A mí me correspondió convivir con la hermana Sandra Escobar, miembro de la comunidad de Bochica.  A las dos se nos asignó como campo de misión la vereda El Convento.

Al llegar a este lugar lo primero que hicimos fue buscar al rector del internado de la vereda para que nos diera las llaves para poder instalarnos en dicho lugar.  Luego estuvimos visitando a algunas familias invitándolos a que participarán en las actividades que teníamos preparadas.
Invitamos a los niños para que participaran en la catequesis por la mañana  y por la tarde las familias para la celebración de la novena.

  Esperábamos que fueran a participar muchos pero nos quedamos solo con la espera ya que la respuesta de las personas no fue como esperábamos.
En medio de esto pude percibir la presencia de Dios y tengo mucho que agradecerle, pues estoy segura que recibí más de lo que di.
Tuve dificultades ¡claro que sí!  Pero mi confianza en Dios y  el cariño de la gente fueron más fuertes que esas dificultades.

El compartir con los demás hizo que me diera cuenta de la realidad en la que viven, muchos son conquistados por nuestros hermanos protestantes porque les hace falta formación sobre la fe católica para que no abandonen su fe sino que la puedan abrazar.
Esta experiencia fue una gran bendición de Dios porque me permitió vivir en carne propia lo que otras hermanas con mucha entrega han vivido y siguen viviendo.

Pido a Dios para que esa llama de la misión que nos caracteriza como Misioneras Agustinas Recoletas no se acabe, sino que cada día sea más fecunda.

Estoy muy agradecida con el Señor y con la congregación por haberme dado la oportunidad de tener esta grata experiencia. ¡Mi corazón se llena de gozo con el Señor!
                                                                                 Claudia Puac/Novicia MAR

No hay comentarios.:

Publicar un comentario