Celebrando la Semana Santa en tierras Llaneras.


El pasado domingo 25 de Ramos llegamos a la vereda del Toro la Hna. Elsa y Yo. Esta vereda se encuentra en el municipio de Trinidad perteneciente al departamento de Casanare, Colombia.
Afortunadamente ya conocíamos los caminos y la mayoría de las personas que conforman esta vereda ya que el año pasado estuvimos por allá en el mes de diciembre.


No pudimos efectuar todo lo que se llevaba planeado debido a la falta de respuesta de las personas por lo que en su mayoría no todos son católicos. Pero si hubo una familia (la misma que nos hospedó) con la que pudimos realizar  la celebración del Jueves Santo en su casa. Ellos estaban muy contentos y participaron todos, desde el más pequeño hasta el más grande. Incluso en la preparación del monumento algunos de los niños muy entusiasmados se animaron ayudarme. A parte en algunas ocasiones rezamos el rosario y el rezo de Vísperas con algunos miembros de la familia.

Tuve la oportunidad también de colaborar en las otras veredas donde se encontraban el otro grupo de hermanas y novicias misioneras. 



Al finalizar la misión en las veredas regresamos a Yopal, en donde con gran alegría y fervor celebramos la Vigilia Pascual del Sábado Santo en la Catedral San José de Yopal. La misa estuvo presidida por Mons. Edgar Aristizábal Quintero. Fue una celebración muy solemne y bellamente armonizada con un coro de tres hermanas que cantaron muy bonito. Sin duda, para mí uno de los momentos especiales de la celebración fue cuando se empezó a entonar el Gloria y unos hombres vestidos de apóstoles entraron con el Cristo Resucitado, fue un momento muy emotivo.
Doy gracias a Dios por la oportunidad que me concedió de compartir con buenas personas que quieren y buscan hacer la voluntad del Padre. Le doy gracias por esas familias que nos abrieron las puertas de su casa pero también de sus corazones, que el Señor les multiplique todo el bien que nos hicieron. De igual manera le doy gracias por la celebración de la Vigilia Pascual que este año me permitió vivir, le pido que me ayude a pasar siempre de las tinieblas a la luz. Y que mi vida se convierta en una continua Resurrección.

Jasmeiry De La Cruz
Novicia MAR

Comentarios

Entradas más populares de este blog

INVITACIÓN A LA PRIMERA PROFESIÓN RELIGIOSA

PROFESIÓN RELIGIOSA DE WENDERLYNG

INVITACIÓN: INGRESO AL NOVICIADO