20 de mayo de 2018

PROFESIÓN RELIGIOSA DE WENDERLYNG

                                         
Ayer tuvimos la celebración de la primera profesión religiosa de nuestra hermana Wenderlyng Reyes.

La Eucaristía fue presidida por el P. Albeiro Arenas, prior provincial de la provincia de Nuestra Señora de la Candelaria, OAR, y concelebrada por el P. Héctor Manuel Calderón maestro de profesos o teólogos y el P. Álvaro Mora. 

Estuvieron acompañándonos nuestras hermanas de la comunidad San Agustín, la hermana Claribel Cardona representando la comunidad de Yopal, la madre de Wenderlyng, algunos de nuestros hermanos teólogos, la familia Salazar y Baquero y algunos miembros de FRAMAR.










Agradecemos a cada persona que estuvo acompañándonos en ese día tan especial, ya sea con sus oraciones como los que pudieron asistir, Dios se los multiplique.

Fue un día de muchas emociones y sentimientos compartidos, damos gracias a Dios por la vida de Wenderlyng y por su vocación, que Nuestra Madre de Consolación le ayude a serle fiel a su hijo y a no olvidarse nunca que SOLI DEO HONOR ET GLORIA (Sólo a Dios Honor y la Gloria)







            
              ¡FELICIDADES WENDERLYNG!

17 de mayo de 2018

Festejando la vida de Cruz Matilde


Ayer estuvimos celebrando el cumpleaños de nuestra hermana novicia Cruz Matilde Ajpacajá.
Iniciamos el día dando gracias a Dios en el rezo de laudes por el don de su vida, vocación y por su familia.

Tuvimos un almuerzo sencillo y muy delicioso, en el que no solo compartimos la comida sino que acompañamos a Cruz en ese día tan especial para ella. Posteriormente le cantamos "feliz cumpleaños" a Cruz y a continuación ella compartió con la comunidad los regalos que había recibido.

Es de mencionar que durante todo el día Cruz lució un hermoso traje típico de su tierra, Totonicapán, Guatemala. 

Después de haber cenado, las demás novicias habían preparado una recreación para seguir festejando el cumpleaños de Cruz. Las hermanas profesas participaron en todas las actividades y se les vio muy contentas jugando con las novicias y entre ellas. Fue un espacio bastante fraterno en el reímos y disfrutamos sanamente. 




Con estas actividades y el rezo de Completas finalizamos el día agradecidas por la vida de nuestra hermana y por todos los dones que el Señor le ha concedido y le sigue concediendo. Pidamos por ella para que sea fiel en este camino de seguimiento de Cristo y para que el Señor bendiga y proteja a su familia.

15 de mayo de 2018

SER FELIZ (Papa Francisco)

El Papa Francisco,  propone en su mensaje que hace referencia a la felicidad, claves importantes que ayudan a entender con más profundidad el sentido amplio y profundo de la verdadera felicidad.


La felicidad que muchas veces es confundida con satisfacer necesidades pasajeras incluso entendido como una vida libre de todo sobresalto o de toda preocupación, más sin embargo, el Papa Francisco nos dice que la felicidad es en primer lugar saber valorarse uno mismo, saber reconocer las propias debilidades, saber perdonar y perdonarse, disfrutar de cada uno de los acontecimientos que se van presentando en la vida aun en los momentos difíciles, es aprender de los errores, es vivir en armonía con lo que te rodea.

En conclusión, ser feliz es una decisión personal de cada día, no se trata de hacer cosas o que todo sea perfecto, sino es una decisión de cambio en la vida, es un cambio de paradigma, es disfrutar del presente y sobre todo es saber que vale la pena vivir y agradecer a Dios por el milagro de la vida.

Gloria Hernández
Novicia MAR.

14 de mayo de 2018

CELEBRANDO EL DÍA DE LAS MADRES


El pasado sábado 12 de mayo, en la casa noviciado estuvimos festejando el día de las madres por adelantado. 

Fue una sorpresa que las novicias quisimos preparar para las hermanas profesas, para agradecerles su maternidad espiritual hacia nosotras. Sabiendo que madre no sólo es el que tiene hijos de sangre sino también es la que engendra hijos espirituales.

Para la celebración, adornamos el comedor, escuchamos algunas canciones alusivas a la actividad y disfrutamos de un delicioso almuerzo preparado por la hermana Ana Delia López, superiora de la casa y la novicia Cruz Matilde.

Luego cada una de las hermanas tomó la palabra para dar gracias por tan hermoso detalle. Comentaron que no se lo esperaban, que había sido una gran sorpresa.

Gracias Señor por el don de la fraternidad, sobre todo el regalo de contar con madres que son ejemplo en la vida espiritual.


13 de mayo de 2018

EL VALOR DE UNA MADRE


En este mes de mayo, decimos que es el mes de las flores, el mes especial dedicado a la Virgen  María y el mes de las madres. Es por ello que les invito a que nos preguntemos si realmente sabemos cuál es el verdadero valor de una madre o lo que realmente significa ser madre.
Generalmente cuando decimos madre lo primero que se nos viene a la mente es la persona que nos dio la vida, y en realidad no estamos equivocados, pero, cuando nos ponemos a reflexionar con más calma y con más conciencia, el primer concepto queda corto porque empezamos a darnos cuenta que madre es aquella mujer que no solo nos llevó nueve meses en su vientre, sino aquella que veló nuestros sueños de niños, la que nos enseñó los modales y cómo comportarnos ante los otros, la que nos dio cariño incondicional, la que se entregó en cuerpo y alma para que no nos faltara lo necesario, la que se preocupó para que tuviéramos una educación académica para afrontar la vida en la sociedad, y así podríamos seguir enumerando todos aquellos detalles y muestras de cariño que una madre demuestra a sus hijos. A pesar de que como hijos nos alejamos de casa, cometemos errores e incluso nos olvidamos de cuidar a nuestra madre, el amor de ellas madre nunca cambia ni se termina, incluso cuando ya no están físicamente sentimos su presencia que nos cuida y protege desde el cielo. 
Solo entonces comprendemos que ser madre o una madre es aquella que se olvida de sí misma para que a sus hijos no les falte nada y empieza a vivir de acuerdo a las necedades de los mismos. Cada madre es un reflejo palpable de la maternidad de María que ella a su vez es un canal del amor de Dios en nuestras vidas por eso el amor de madre es único.

EL AMOR DE MADRE es distinto a los otros amores: No conoce la traición y jamás lastima intencionalmente.
El amor de madre es universal e inalterable. Puede que haya alguna diferencia en la forma, pero la esencia se mantiene.
El amor de madre posee la facultad de multiplicarse sin perder fuerza. No baja con el número de hijos, sube, crece, se desparrama y se riega en cada uno de los vástagos.
El amor de madre no se agota. Puede que se canse de lidiar con la prepotencia infantil, pero el efecto no decae. El sentimiento parece interminable.
El amor de madre no mide consecuencias. Es incondicional por definición y no espera retribuciones. Darían la vida sin pestañear, y prefieren el dolor propio al de los hijos.
El verdadero amor de madre nunca deserta; por el contrario, el hijo problema, el necesitado, el preocupado, el enfermo, es al que más se atiende.
El amor de madre está diseñado para que la vida perdure. Somos la especie que más cuidados necesita para sobrevivir y que más demora en volverse autosuficiente.
Sin duda es la réplica más grande del Amor de Dios que vivimos segundo a segundo de nuestra vida. Y muchas veces no lo reconocemos.

Cruz Ajpacajá
Novicia MAR

12 de mayo de 2018

Lectio Divina del Domingo: SOLEMNIDAD DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR. Marcos 16, 15-20


«ID POR TODO EL MUNDO Y PROCLAMAD LA BUENA NUEVA A TODA LA CREACIÓN»





ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO
Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que habitas en la Iglesia y en cada uno de nosotros como en un templo, danos la alegría de sentir tu Divina Presencia en nuestras vidas para que podamos a amarnos y respetarnos mutuamente. Tú eres Amor que crea la unidad en la legítima diversidad, tú eres la libertad que nos hace libres en la obediencia. Tú eres el don del Padre y del Hijo que nos hace ricos en nuestra pobreza. Amén.

CONTEXTO
La liturgia de esta fiesta de la Ascensión nos pone delante una escena en la que Jesús se aparece a los discípulos y les confiere la misión de ir por el mundo entero, para anunciar la Buena Noticia.

Para muchas personas quizás esta fiesta de la ASCENSIÓN sea irrelevante, para otras el cielo será un lugar físico al cual iremos todos, otros pensaremos que el cielo es la unión con Dios si hemos vivido terrenalmente en la gracia de Dios.  Pero no pensemos en una ascensión física, sino espiritual.

Finalmente aparecen los once discípulos reunidos en la mesa y Jesús les reprende su incredulidad por no haber creído en las personas que lo habían visto resucitado. Por tercera vez, Marcos se refiere a la resistencia de los discípulos de creer en el testimonio de aquéllos o aquéllas que han experimentado la resurrección de Jesús. ¿Cuál puede ser el motivo de esta insistencia de Marcos al mencionar la incredulidad de los discípulos? Probablemente para enseñar dos cosas: primero; que la fe en Jesús resucitado pasa por la fe en las personas que dan testimonio de ello. Segundo; que ninguno debe perder el ánimo cuando la duda o la perplejidad nacen en el corazón. ¡Incluso los Once tuvieron dudas!

Jesús, después de su resurrección, ha estado un tiempo con nosotros pero ahora tiene que partir, volver a la unión con  su Padre. Cuando leemos el evangelio observamos que su tiempo en la tierra fue corto pero  dejó una estela de luz, de amor, de  justicia y  de paz por los lugares que pasó.


TEXTO

Evangelio Marcos 16, 15-20
15 Y les dijo: «Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación. 16 El que crea y sea bautizado, se salvará; el que no crea, se condenará. 17 Estas son las señales que acompañarán a los que crean: en mi nombre expulsarán demonios, hablarán en lenguas nuevas, 18 agarrarán serpientes en sus manos y aunque beban veneno no les hará daño; impondrán las manos sobre los enfermos y se pondrán bien.» 19 Con esto, el Señor Jesús, después de hablarles, fue elevado al cielo y se sentó a la diestra de Dios. 20 Ellos salieron a predicar por todas partes, colaborando el Señor con ellos y confirmando la Palabra con las señales que la acompañaban.

¿QUÉ DICE EL TEXTO?
Jesús se despide, pero nos deja  a nosotros la misión de seguir sus pasos, de ser sembradores de luz, de justicia, de paz y de amor, porque el Reino de Dios aún no está en su plenitud. Todo aquel que se convierta es bautizado, y asegura su presencia por medio de los signos que acompañaran a los discípulos en la tarea evangelizadora. En su misión por extender el Reino expulsarán demonios, hablarán lenguas nuevas, el peligro estará al asecho pero no les pasara nada, sanarán a los enfermos. Con estas palabras, el Señor Jesús daba a sus discípulos las últimas indicaciones para la misión que les encomendaba.

Después de hablarles poco a poco fue elevándose en el cielo para ser introducido en la gloria celestial a la derecha del Padre, y finalmente los discípulos se encaminaron hacia la tarea de anunciar el Reino de Dios, y los signos que les había dicho Jesús se hacían presentes para confirmar nuevamente su presencia en medio de los suyos.

 ¿QUÉ ME DICE?
En ningún momento debemos sentirnos solos porque Él está en comunión con nosotros. En el próximo domingo descubriremos como Jesús al ver que estamos desanimados, que nos sentimos huérfanos y desamparados, Él nos envía su Espíritu. 

Por todo lo anterior, deberíamos caer en la cuenta que en el mandato de «Id al mundo entero y proclamad el evangelio a toda la creación» Él cuenta con nosotros, confía en nuestra madurez y apoyo incondicional, porque todos somos el pueblo elegido, no sólo los católicos. La Ascensión es un acontecimiento muy importante, porque todos ascenderemos con Él, nadie será privado de vivir el gozo de la unidad con el Padre.

Y los signos que nos confirma esta comunión con Él son los mismos pero aplicados a nuestro hoy, a nuestras realidades tanto personales como en nuestra sociedad, en nuestras comunidades religiosas, en nuestros lugares de trabajo, etc. por tanto, podemos decir que:

Expulsar los demonios: es combatir el poder del mal que estrangula la vida, que limita nuestra libertad, que nos asfixia, es luchar contra los atentados a la vida y dignidad del ser humano, o simplemente el rechazo a ser de cada persona, todo eso impide a la vida dar lo mejor se sí.

Hablar nuevas lenguas: es comenzar a comunicarnos con los otros de modo nuevo. A veces encontramos una persona que nunca la habíamos visto antes, pero sucede como si ya la conociésemos de mucho tiempo. Es porque hablamos la misma lengua, la lengua del amor, que nos hace cercanos, que nos convierte en hermanos, hijos y coherederos del Reino de Dios.

Tomar en las manos serpientes y tomar algún veneno: hay muchas cosas que envenenan la convivencia. Muchas habladurías que arruinan la relación entre las personas. Quien vive la presencia de Dios sabe superar esto y no es molestado por este veneno mortífero, pero también el que vive en la presencia de Dios no conoce otra cosa que el construir la paz, le hermandad y vela por el bienestar de sus hermanos.

Curar los enfermos: en cualquier lugar en el que aparezca una conciencia más clara de la presencia de Dios, aparece también una especial atención a las personas excluidas y marginadas, sobre todo a los enfermos. Lo que más favorece la salud es que la persona se sienta acogida, amada, respetada y encaminada a la unidad.

¿QUÉ LE DIGO?
Señor, haznos instrumentos de tu paz, misioneros de tu evangelio por donde quiera que necesiten de ti, maestro bueno, hoy te vemos elevarte gloriosamente hacia la casa del Padre, y aunque quisiéramos permanecer por siempre a tus pies escuchándote, sabemos que nos enviaste a predicar en un mundo necesitado de paz y amor. Señor no permitas que la llama de la fe se apague en nosotros al emprender la misión que nos encomiendas y ante las adversidades con que nos encontramos en nuestra labor de evangelizadores, que realmente sepamos sembrar un lenguaje de amor y de hermandad que tanto necesitamos para reconstruir la unidad un nuestras familias y países.

Que realmente podamos llevar alivio de las almas tan agobiadas ante tantas injusticias, ante tanta maldad, donde se va apagando la llama de la fe y la esperanza, donde la vida no significa nada, donde el Reino de Dios se percibe tan lejano que el mismo sol que ilumina cada día.

Señor permítenos elevar nuestras almas junto a ti pero con los pies bien puestos en la tierra para darnos cuenta de las dificultades de nuestros hermanos y salir a su encuentro llevándote a ti Autor de todo bien y dador de la vida nuestra, que seamos auténticos discípulos misioneros tuyos.
Señor, hazme un instrumento tuyo. Amén.


Cruz M. Ajpacjá
Novicia MAR