Entradas

ANIVERSARIO DE MADRE ESPERANZA Y DÍA VOCACIONAL MAR

Imagen
En la congregación de Misioneras Agustinas Recoletas celebramos el 52 aniversario de la pascua de nuestra cofundadora Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz, a su vez, el día vocacional a nivel congregacional.
Madre Esperanza, fue una mujer que en su época supo cómo responder al amor de Dios, supo cómo transmitirlo a los demás.
Hoy y siempre la congregación MAR se acoge bajo su intercesión para que su ejemplo de vida sea de ayuda nuestra y nos impulse a como ella tener un ÚNICO AMOR, que nos enciende y nos mueve a encender también a otros.
Que Madre Esperanza interceda antes nuestro Dios por el aumento de vocaciones en nuestra Congregación y en la Iglesia.

SANTA RITA DE CASIA

Imagen
Nació en Rocaporrena, Casia (Italia), hacia el año 1380. A instancias de sus padres, a la edad de 14 años se casó con un joven de buena voluntad, pero de carácter violento. Tras 18 años de matrimonio, su marido fue asesinado. Rita no sólo perdonó a los asesinos, sino que en la oración llegó a confiar al Señor que prefería ver a sus hijos muertos antes que sumidos en el abismo de la venganza. Los dos murieron poco después del asesinato del padre. Rita puso todo su empeño en convencer a su familia, a la de su marido y a la del asesino para llegar a una reconciliación pública. Finalmente fue admitida en el monasterio agustino de Santa María Magdalena de Casia, en el que vivio unos 40 años. Durante los últimos 15 años llevo a la frente la señal de una espina de la pasión del Señor. murió en la noche del sábado 22 de mayo de 1456.

CELEBRANDO LA VIDA

Imagen
El día de ayer celebramos el cumpleaños de la novicia Cruz Ajpacajá. Nuestra hermana novicia había cumplido años el pasado 16 de mayo, pero dadas algunos percances no se pudo celebrar antes.  
Para tal celebración nos acompañó el P. Valerio Baines, OAR, quien presidio la Eucaristía y el corista Ingemar Duran, OAR, el cual armonizo la misa con los cantos. También estuvieron presentes nuestras hermanas de la comunidad San Agustín.
Después de la misa pasamos al comedor a degustar de un delicioso almuerzo preparado por las hermanas de la comunidad del noviciado.
Fue un día de compartir fraternalmente, no sólo la misa sino también para dar gracias a Dios por el don de la vida y en especial de Cruz, que el Señor la siga bendiciendo y fortaleciendo en su vocación.






LIBERADOS – LIBERADORES

Imagen
Es Pascua, es tiempo de Gracia, es el tiempo de la plena alegría por ser librados del antiguo pecado. Hemos sido liberados por el sacrificio de Cristo quien con su resurrección nos hace participes de su triunfo. Llamados a su vez para hacer liberadores de otros mediante la gracia recibida del Padre en su Espíritu Santo que habita en nosotros y el cual nos impulsa a salir de nosotros mismos para dar a conocer tan magnifico amor procedente únicamente de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

LECTIO DIVINA, V DOMINGO DE PASCUA, CICLO C, SAN JUAN 13, 31-33A. 34-35.

Imagen
“MI AMOR ES MI PESO” SAN AGUSTÍN.




ORACIÓN
Ven a mí, Espíritu Santo, Espíritu de sabiduría: dame mirada y oído interior para que no me apegue a las cosas materiales, sino que busque siempre las realidades del Espíritu. Ven a mí, Espíritu Santo, Espíritu de amor: haz que mi corazón siempre sea capaz de más caridad. Ven a mí, Espíritu Santo, Espíritu de verdad: concédeme llegar al conocimiento de la verdad en toda su plenitud. Ven a mí, Espíritu Santo, agua viva que lanza a la vida eterna: concédeme la gracia de llegar a contemplar el rostro del Padre en la vida y en la alegría sin fin. Amén.
CONTEXTO
El Evangelio de este día pareciera que no concuerda con el tiempo litúrgico que estamos viviendo (Pascua). Sin embargo, es un texto que presenta un momento clave, puesto que, en este pasaje, Jesús explica a sus discípulos el sentido de su muerte y les da su principal mandamiento, “el mandamiento del amor”. Mandamiento esencial que debe dinamizar y regir nuestra vida cristiana y el de toda la Iglesi…

LO MÁS IMPORTANTE

Imagen
Lo más importante no es
que yo te busque,
sino que tú me buscas en todos los caminos [Gen 3, 9];
que yo te llame por tu nombre,
sino que tú tienes el mío tatuado en la palma de tus manos [Is 49, 16];
que yo te grite cuando no tengo ni palabra,
sino que tú gimes en mí con tu grito [Rom 8, 26];
que yo tenga proyectos para ti,
sino que tú me invitas a caminar contigo hacia el futuro [Mc 1, 17];
que yo te comprenda,
sino que tú me comprendes en mi último secreto [1Cor 13, 12];
que yo hable de ti con sabiduría,
sino que tú vives en mí y te expresas a tu manera [2Cor 4, 10];
que yo te guarde en mi caja de seguridad,
sino que yo soy una esponja en el fondo de tu océano [EE 335];
que yo te ame con todo mi corazón y todas mis fuerzas,
sino que tú me amas con todo tu corazón y todas tus fuerzas [1Jn 13, 1];
que yo trate de animarme, de planificar,
sino que tu fuego arde dentro de mis huesos [Jer 20, 9]. Porque, ¿cómo podría yo buscarte, llamarte, amarte...
si tú no me buscas, llamas y amas prime…

LA FECUNDIDAD ES DE TODOS

Imagen
Cuando pensamos o hablamos de fecundidad casi siempre nos viene a la cabeza la imagen de una mujer, quizás esto se deba a que la maternidad está relacionada con este término y por lo general cuando se habla de maternidad nos referimos a la capacidad o don que tiene una mujer de ser madre.
Pero, no solamente la mujer es o puede ser fecunda, también los hombres y todo el que quiera serlo. La fecundidad no se limita en procrear hijos. Llevando el término a otro contexto, la fecundidad es también dar frutos, tal como nos lo pide Jesús: "(…) os he destinado para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca (...)" Juan 15, 16.
Ser fecundos es, entonces, llevar una palabra de aliento al que lo necesite, es amar sin medidas al prójimo, es saber entregarse sin recibir nada a cambio, es mostrarle al que no conoce o está errado el camino que lleva a Dios, ser fecundos es dar frutos de amor gratuito al estilo de Jesús; es hacer todo eso y más permaneciendo siempre en el amor de…