20 de noviembre de 2017

PROFESIÓN SOLEMNE DE FRAY NELSON TIUSABA

El pasado domingo 12 de noviembre del presente año, en la parroquia Inmaculada Concepción de Suba-Bogotá, Colombia, se llevó a cabo la ceremonia para la profesión solemne de fray Nelson Ernesto Tiusaba Torres, miembro de la Orden de los Agustinos Recoletos.



Dicha actividad fue presidida por el padre fray Miguel Miró Miró (Prior General de la Orden), concelebrada por el padre Albeiro Arenas (Provincial de la provincia Nuestra Señora de la Candelaria) y otros miembros más de la Orden.
En la homilía el Padre Miró nos invitó a hacernos la pregunta: ¿cómo tenemos nuestras lámparas?, haciendo alusión al evangelio de ese día que trataba sobre la parábola de las diez vírgenes.




Después de tan solemne Eucaristía, pasamos al auditórium del Colegio Agustiniano Suba para compartir en fraternidad, un delicioso almuerzo preparado para la ocasión.
Luego de algunas horas, nos despedimos para el retorno a nuestros hogares.

¡Gracias Señor por esta experiencia tan bonita y por seguir llamando obreros para tu mies!



Claudia Puac

Novicia MAR

19 de noviembre de 2017

CONFIAT

Queridos lectores, en este domingo día del Señor, queremos compartir con ustedes nuestro programa “Confiat” titulado: “regalo temporal y diligencia permantente”,
La hermana Myrian Neira en su reflexión nos invita a cultivar lo recibido porque al que tiene se le dará y al que no se esfuerza por acrecentar, poco a poco lo irá perdiendo.

Esperamos que sea de su provecho y puedan dejarse tocar por esta palabra tan significativa. Que a lo largo del día y de la semana reconozcamos que Dios nos conoce y sabe lo que cada uno necesita.


CELEBRANDO LA VIDA: CUMPLEAÑOS DE LA HNA. IRMA BULUX

El pasado 15 de noviembre con una acción de gracias a Dios celebramos un año más de vida de nuestra hermana Irma Bulux.


Para celebrarlo nos reunimos en comunidad en la casa provincial, primero celebramos la Eucaristía como acontecimiento de acción de gracias por excelencia, y fue presidida por Fray Gustavo Sánchez OAR quien en la homilía nos exhortaba a ser agradecidos con Dios y con las personas en todo momento, como aquel leproso del Evangelio que viéndose curado regresó a darle gracias a Jesús; así también debe ser nuestra actitud con las hermanas de comunidad, hasta el punto de desandar el camino para agradecer.


Después celebrar la Eucaristía, alimento espiritual, pasamos a compartir los alimentos para el cuerpo, en donde disfrutamos con las hermanas no solo la comida sino también la vida, el acontecer de nuestras comunidades pero sobre todo disfrutando la alegría del regalo de la vida de nuestra hermana y también el pastel y la canción de cumpleaños, que no podía faltar.


Y finalmente un momento de convivencia fraternal con algunos bailes típicos de Guatemala, país de origen de la Hna. Irma, bailes que con mucho cariño novicias y postulantes presentaron como una manera de agradecerle por toda su entrega y compromiso con la comunidad, así mismo como expresión de acogida y valoración su cultura.



18 de noviembre de 2017

LECTIO DIVINA: DOMINGO TRIGÉSIMO TERCERO DEL TIEMPO ORDINARIO

<< “Entra en el gozo de tu Señor”. Este será nuestro gozo pleno, que mayor no puede haberlo, gozar de Dios en la Trinidad, a cuya imagen hemos sido hechos>>.

San Agustín, de Trinitate, 1,8


CONTEXTO:
En este texto del evangelio, Jesús presenta la parábola del hombre que repartió algunos talentos a sus siervos y luego volvió para cobrar lo que era suyo: los primeros dieron frutos abundantes, pero el último entrego tal cual como se lo dieron; de inmediato le quitaron el talento y lo echaron fuera. Es importante que aprovechemos cada uno de los dones que Dios nos ha confiado, ser fieles a estos dones recibidos y ponerlo al servicio de nuestros hermanos.



EL TEXTO: Mt 25, 14-30.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola:<<Un hombre, al irse de viaje, llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata, a otro dos, a otro uno, a cada cual según su capacidad; luego se marchó. El que recibió cinco talentos fue enseguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió uno hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor. Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar las cuentas con ellos. Se acercó el que había recibido cinco talentos y presentó otros cinco, diciendo: “Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco”. Su señor le dijo: “Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor”. Se acercó luego el que había recibido dos talentos y dijo: “Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos”. Su señor le dijo: “Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor”. Finalmente, se acercó el que había recibido un talento y dijo: “señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces, tuve miedo y fui a esconder mi talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo”. El señor le respondió: “Eres un empleado
negligente y holgazán. ¿Con que sabías que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo? Pues debías haber puesto mi dinero en el banco, para que, al volver yo, pudiera recoger lo mío con los intereses. Quítenle el talento y dénselo al que tiene diez. Porque al que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil échenlo fuera, a las tinieblas; allí será el llanto y el rechinar de dientes”>>.


¿QUÉ DICE EL TEXTO?
Las diversas parábolas e imágenes que aparecen en el discurso escatológico ahondan en el tema bajo aspectos siempre nuevos. La parábola de los talentos considera la perspectiva de un tiempo prolongado de espera antes del retorno del Señor (v. 19); por eso nos enseña a vivir no solo con fidelidad (24,42-44), vigilancia y sabiduría amorosa (25,1ss), sino también con laboriosidad responsable y creativa, puesto que debemos rendir cuentas de cómo hemos empleado los bienes que nos han sido encomendados.

La parábola está centrada, efectivamente, en esa rendición de cuentas en la que se manifestará el corazón de cada uno de los siervos, dado que las realizaciones concretas nacen de la idea que nos hacemos del amor, de Dios. Los dos primeros siervos le recuerdan al cristiano que la gratitud de Dios se convierte en tarea para el hombre; por eso hemos de invertir los bienes que nos ha confiado el Señor con sagacidad, a fin de entregárselos de nuevo con frutos. En consecuencia, hemos de vivir el Evangelio y anunciarlo a otros: se trata de un tesoro precioso que no debemos sepultar y volver ineficaz.

El tercer siervo, sin embargo, desenmascara la actitud del que, en la práctica, no cree en la bondad de Dios y considera que debe corresponder a sus pretensiones antes que a su amor de Padre (v. 24). La idea que nos hacemos de Dios genera, por consiguiente, un determinado comportamiento, al que corresponderá el desenlace final del hombre. El que con fidelidad amorosa se compromete a corresponder a la gracia recibida en lo poco de las cosas de este mundo, entrara en la alegría entera de la comunión con Dios y de él obtendrá, la autoridad sobre los bienes incorruptibles (vv. 21.23). En cambio, el que considera al Padre un hombre duro y no se preocupa de hacer fructificar el Evangelio y los dones de la vida cristiana, se aleja ya desde esta vida del verdadero Dios, que es amor, y se arriesga a quedar privado para siempre del sumo bien (vv. 26-30).




¿QUÉ ME DICE EL TEXTO?

Me fijo en Jesús:

Dios Padre, confió la redención del mundo a su Hijo. El Hijo al venir a este mundo nos hizo participes de este proyecto de amor capacitándonos con los dones de su Espíritu.
Jesús nos hace la invitación para hacer que los talentos recibidos den fruto y que no se vuelvan estériles pues al final de la vida se nos pedirá cuentas de ellos y como diría San Juan de la Cruz (En el ocaso de nuestra vida seremos juzgados en el amor).

Dios entrega a sus siervos los bienes conforme la capacidad de cada uno. Y a ninguno lo deja sin nada sino que todos reciben bienes.
Dios al ver la fidelidad de sus siervos los premia, ya que ellos no sólo guardaron su posesión, sino que también administraron los bienes para beneficio de él.

Los siervos fieles recibirán más responsabilidades y podrán disfrutar del gozo de su Señor.
Para Dios es importante la propia iniciativa cariñosa de sus siervos. El siervo bueno es el que ama a su señor y lo demuestra mediante actos concretos.


Me fijo en los siervos:
No solo tenemos que velar, sino también debemos ser siervos fieles a los talentos que Dios nos confió de manera personal.

La imagen de Dios tiene mucha influencia con respecto a nuestros comportamientos.
¿Qué imagen tengo de Dios. Un Dios rígido o un Dios de amor y misericordia?
Dos de los siervos toman la iniciativa por sí mismos, pues no habían recibido una orden para negociar. Dios al entregarnos los talentos nos da una plena libertad de disponer de ellos para dar frutos.
El tercer siervo guarda la posesión de su señor, pero de esta manera no es productivo por ello fue castigado por su actitud negligente. Puso de manifiesto su mala voluntad al no querer ser un buen siervo para su amo.
 ¿Qué hacemos para el Señor?
 ¿Mostramos nuestro amor tomando iniciativas?





¿QUÉ ME HACE DECIR EL TEXTO?
Señor Dios nuestro, gracias por tu Palabra que es Vida para nuestra vida, que es luz que alumbra nuestras tinieblas para despertarnos de nuestras faltas y pecados, es medicina que es cura para nuestras enfermedades y es bálsamo que refresca nuestras heridas muchas veces provocadas por nuestra falsa imagen de tu bondad y misericordia.

Padre, enséñanos a servirte como siervos fieles y solícitos, siempre disponibles y atentos para cuidar de tus dones y bienes que nos has encomendado. Asístenos en los momentos de cansancio y desolación en los que no somos capaces de arriesgarnos por tu Reino.

Que no nos olvidemos de que tú nos capacitas para realizar tus proyectos en nuestras vidas y que no nos pides cosas que superan nuestra capacidad.

Ayúdanos a que seamos personas creativas, entregadas y personas que sepan tomar iniciativas para explotar los bienes que tú nos regalas para nuestra felicidad y la de nuestros hermanos.

Pero sobre todo, que todo lo que realicemos sea por amor a ti único Bien nuestro.


GLORIA HERNÁNDEZ
Novicia MAR

17 de noviembre de 2017

¿SANTO, YO?

El día domingo 15 del mes de noviembre la comunidad noviciado en compañía de nuestras hermanas Margarita Beatriz Rojas y Lucía González realizamos el retiro espiritual correspondiente del mes y como tema de reflexión personal y comunitaria ahondamos sobre “La santidad”. Nuestra hermana Myrian Neira fue la que dirigió el retiro. El tema se enmarcó en el año de la santidad que como familia agustino recoleta estamos celebrando y en el mes en el que la Iglesia celebra a todos los santos.


En el primer momento del día profundizamos sobre el testimonio de entrega de Santa Magdalena de Nagasaki mártir agustina recoleta y lo visualizamos desde la óptica de nuestro padre San Agustín y desde el texto bíblico de San Juan 13, 1-15. Texto que nos acompañó durante nuestra reflexión en el día y en los diferentes momentos de meditación y oración tanto personal y comunitaria.



Durante este día hemos experimentado el inmenso amor que Dios nos tiene que lo llevó a humillarse hasta el extremo por nosotros y nos da ejemplo para que de esta misma manera también nosotros hagamos lo mismo con nuestros hermanos. Como prueba de ello también encontramos a tantos y tantos Santos reconocidos y a los que han estado en el anonimato, quienes nos indican con su vida que la santidad es posible y que para llegar a ser santo es necesario ser humilde y amar hasta el extremo. Para lograrlo es necesario estar en una íntima unión con Dios.

Gloria Hernández.

Novicia MAR.

16 de noviembre de 2017

VISITAS ESPECIALES

El pasado sábado 04 de noviembre del presente año, en horas de la tarde tuvimos la grata visita de nuestra hermana Teresa de Jesús Castaño en compañía de sus hermanas Gloria y María Cristina y su cuñado Santiago Laserna. Nuestra hermana Teresa de origen colombiano, actualmente reside en la comunidad de Atapirire, Venezuela.




Compartió con nosotras la situación que se está viviendo en el país, el sufrimiento de la gente y la inhumanidad del gobierno.
Nos invitó a unirnos a la causa, a través de la oración, cosa que hacemos todos los días ya que es una manera de solidarizarnos con nuestros hermanos que están sufriendo.
Para esta visita no podía faltar una rica merienda que compartimos en familia.

¡Gracias Señor por el compartir fraterno!



15 de noviembre de 2017

MOTIVOS PARA CELEBRAR: LLEGADA DE NUESTRA HERMANA GREGO Y ORDENACIÓN DE UN HERMANO OAR

El pasado lunes 13, llegó de Ecuador nuestra hermana novicia Gregoria Chuc, la cual se encontraba en experiencia apostólica durante seis meses. Damos gracias a Dios por la llegada de nuestra hermana y la encomendamos bajo el amparo de nuestra madre del consuelo para que la siga ayudando en su caminar
¡BIENVENIDA GREGORIA!


Por otro lado, el mismo día fue ordenado en la parroquia San Nicolás de Tolentino, nuestro hermano Fabián Caraballo, OAR. La misa fue presidida por Monseñor Héctor Javier Pizarro Acevedo y concelebrada con algunos padres de las provincias de Nuestra Señora de la Candelaria y Nuestra Señora de la Consolación (tales provincias se encuentran en proceso de unificación). Durante la homilía Monseñor nos repetía y al mismo tiempo exhortaba a que recemos por los sacerdotes y muy especialmente por Fabián que era el que se integraba al ministerio presbiteral.



Fue una Eucaristía muy solemne, en la que muy seguramente más de uno compartió la alegría de nuestro hermano Fabián. 

Después de haber alimentado el espíritu seguía el cuerpo, así que de este modo, al terminar la celebración Eucarística pasamos a un salón perteneciente a la parte del colegio Agustiniano Norte.
Realmente agradecemos a Dios tantos momentos de felicidad que nos permite vivir. Le damos gracias  a Dios y a la Virgen María por la vida de nuestros hermanos: Gregoria Maria y Fabián Caraballo.