30 de junio de 2017

¡PEREGRINANDO HACIA EL DESIERTO DE LA CANDELARIA!




El domingo 11 de junio del año en curso tuvimos la dicha de participar con los  Padres Agustinos Recoletos en la peregrinación hacia el Desierto de la Candelaria, donde  participaron los Jóvenes Agustinos Recoletos (JAR), las hermanas Agustinas Recoletas de los Enfermos (ARE) y nosotras las Misioneras Agustinas Recoletas (MAR).

Salimos de Bogotá a las 6:30 a.m. y llegamos a nuestro destino faltando un cuarto para la 1:00 p.m. aproximadamente.
El recorrido lo hicimos faltando uno o dos kilómetros para llegar a la parroquia. Rezamos el rosario y  en cada misterio se mencionó la biografía de un santo por motivo del año de la santidad que celebra la Orden.

También tuvimos Eucaristía celebrada por el P. Gustavo Sánchez quien nos acompañó en la peregrinación. Terminada la misa almorzamos las dos comunidades postulantado y  noviciado.
Pasamos una tarde muy alegre y fraterna; luego uno de los novicios nos dio un recorrido por el museo del convento.

Salimos del Desierto de la Candelaria  las 3:30 de la tarde y llegamos a Bogotá casi las 11:00 de la noche. 






















29 de junio de 2017

El Reino de Dios y la Dignidad de la Mujer.

        
 El pasado sábado 10 del mes en curso, estuvimos participando Gloria, Claudia, Cruz y mi persona en el taller que se llevó a cabo en la CER (Centro de Estudios Religiosos). El taller llevaba como título: El Reino de Dios y la Dignidad de la Mujer.


Durante el día hubo tres momentos muy interesantes. El primer momento consistía en la exégesis de un texto bíblico que se encuentra en Jueces con un contexto bastante trágico y triste donde veíamos que no era valorada ni siquiera la propia vida de una mujer; es a partir de ahí donde, teníamos que respondernos la pregunta ¿Puede haber Reino de Dios en este texto?

En el segundo momento se hicieron varios grupos para reflexionar un texto evangélico en donde se habla que el “Reino de Dios se parece a”, luego cada representante del grupo se paraba y compartía lo reflexionado en cada equipo.

En el tercer momento tuvimos una interesante explicación sobre la figura de la mujer en los documentos de Aparecida. Fue muy bonito ver  cómo se exponía el papel que jugó y que juega la mujer  desde los documentos del Vaticano II hasta el de Aparecida sin antes mencionar que la Biblia fue de gran apoyo en el desarrollo del tema.

Ya para finalizar los grupos se reunieron nuevamente para reflexionar cómo es la mujer hoy y cómo la soñamos. Fue muy enriquecedor este trabajo ya que más de una de las ahí presentes dijo cosas muy positivas de la mujer de hoy.

No queda más que dar gracias a Dios por ese hermoso taller que vivimos y pedirle su gracia para llevar esa experiencia a toda mujer e incluso hombre y sepan que cómo Jesús tenemos que rescatar la dignidad de toda persona.


Jasmeiry De La Cruz, pre-novicia MAR









28 de junio de 2017

VISITAS ESPECIALES


 El pasado martes 13, el Padre Víctor Montenegro, oar, nos celebró la Eucaristía, compartiendo con nosotras un encuentro fraterno. También hemos disfrutado unos días de  nuestra hermana Zoraida Duque, de paso unos días por la casa Noviciado ( del 12 al 15 de junio) .
Gracias Señor por los regalos de la fraternidad. 




27 de junio de 2017

MI PRIMER RETIRO ESPIRITUAL AGUSTINIANO


Con motivo de mi preparación para el ingreso al noviciado

“Regresad al corazón”. Es una de las exhortaciones que  hacía san Agustín a sus hermanos de comunidad en su tiempo y de igual manera me dirigía a mí en estos tres días de retiro espiritual en el que renuevo y examino mi  reencuentro con Dios, conmigo misma y con mis hermanos. Reflexionábamos acerca de tres temas fundamentalmente importantes que caracterizan nuestra espiritualidad como Misioneras Agustinas Recoletas.

El fundamento de la comunidad: Reflexionamos sobre este tema desde el punto de vista del texto de Hch. 2, 42-47; Hch. 4, 32-35, en el que san Agustín se fundamenta y nos hace la invitación de tener siempre presente la importancia de la unión, comunión, fraternidad y del compartir material y espiritual entre los hermanos. Teniendo como prioridad el bien común antes que lo propio sin escatimar nada según las necesidades de cada miembro.

La oración y comunidad: Durante el desarrollo del tema  reflexionábamos que la oración es algo fundamental y que tiene que ser continua y de carácter comunitario. La oración como medio que nos hace vivir en continuo proceso de conversión de vida. Oración que nos hace integrarnos al cuerpo de Cristo que es la Iglesia. La importancia de la oración fundamentada desde la oración que Cristo nos enseñó (Lc. 11, 1-13) como modelo de oración que engloba todas las necesidades de la vida y exige adherirnos a ella.

La comunidad y la Eucaristía: El sentido comunitario de la Eucaristía es que nos congrega como Cuerpo de Cristo a compartir el Pan sagrado que es su cuerpo y que al recibirlo él se  forma en nosotros y somos invitados a ser otros Cristos según el modelo de aquel quien se entregó, se entrega y se entregará constantemente y por cada uno de los que confían en él. Vivir la Eucaristía tiene como consecuencia vivir en continua unidad, comunión, oración, conversión y entrega hacia Dios y hacia los hermanos.
Y como decía san Agustín en otra ocasión “ya habéis oído lo que deseamos, orad para que podamos cumplirlo” (sermón 356).


Gloria Hernández. Novicia MAR

26 de junio de 2017

MIS TRES DÍAS DE DESIERTO




Como preparación para el ingreso a la etapa del noviciado hemos tenido tres días de retiro espiritual en las que estuvimos reflexionando sobre el fundamento de la comunidad, la comunidad y la oración, y la comunidad y la Eucaristía.
En el tema de la comunidad reflexionábamos tomando como punto de referencia la primera comunidad cristiana que la encontramos en los textos de Hch. 4, 42-47 y Hch. 4, 32-35 y un aspecto que resaltaba era que Lo tenían todo en común.

Y en relación a la comunidad y la oración veíamos tres secretos agustinianos: vivir siempre recogidos en el centro vital que es Dios, la oración continua, el deseo de Dios, de la vida eterna y las jaculatorias, para la concentración en la oración. Y profundizábamos más el tema viendo la oración por excelencia la oración del Padre Nuestro, (Lc. 11, 1-13) puesto que en ella se congrega a todos los hijos de Dios cuando rezamos, por eso la insistencia de orar con el corazón y no solo con la voz.
La Comunidad y la Eucaristía, están vinculadas íntimamente pues ambos son Cuerpo de Cristo, que la comunión con Dios nos debe llevar a la comunión con los hermanos, es decir, hay que vivir una comunión plena con Cristo Cabeza y Cristo Cuerpo. Y profundizando con el texto de; 1Cor. 12, 12-30.

Por lo tanto la invitación que el Señor me hacía es la de vivir desde los criterios de la primera comunidad cristiana poniendo todo en común, que en la liturgia no oro personalmente sino que es orar desde la comunidad y sabiendo que ella es Cuerpo de Cristo y por último permanecer en la unidad alimentándome espiritualmente de la Eucaristía.

Cruz Ajpacajá. Novicia MAR


25 de junio de 2017

¡UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE!



Los días 5, 6 y 7 de junio del año en curso, las Pre-novicias; Cruz, Gloria, Jasmeiry  y Yo, estuvimos de retiro intenso para la preparación de nuestro ingreso al noviciado que será el próximo jueves 15 de junio.

¡Vaya preparación! Me sentí perdida como en un desierto, sola con mi soledad;  con tanto silencio ¡quién no reflexiona!.

Puedo decir que fue una experiencia muy bonita, llena de reflexiones, de esos que te dejan con dolor de cabeza pero que te hacen crecer y conocer más de ti, sobre todo te hace encontrarte con el Señor.

El retiro fue  sobre la vida en comunidad, la oración y Eucaristía en comunidad; fueron temas muy importantes para tomar conciencia del compromiso que uno va tomando al querer ser una Misionera Agustina Recoleta, estos  temas fueron  dirigidos por la hermana Nieves Mary Castro (maestra de novicias) quien con mucha disponibilidad y cariño estuvo acompañándonos.

Durante los tres días tuvimos exposición del Santísimo por la mañana y por la tarde, rezo de laúdes y vísperas, rezo del rosario (en el patio), y por supuesto  no faltó la Eucaristía, como ven  el Señor siempre estuvo presente.
Cuando ya le estaba tomando cariño al silencio  el día tercero había llegado y eso era señal de que debíamos  retomar nuevamente nuestras actividades normales, pero eso  no me importaba  ya que el Padre que celebró la eucaristía en una de sus homilías nos dijo: “que la etapa del noviciado era una etapa donde nos haría falta el silencio ya que es indispensable para el encuentro con el Señor y con uno mismo”. Tal vez no con la misma intensidad como en el retiro pero siempre se puede disfrutar de ello.

Estoy muy agradecida con el Señor por haberme permitido vivir esta experiencia tan bonita y tan enriquecedora tanto personal como espiritual. También agradezco a la hermana Nieves Mary que hizo posible esta actividad.


 Claudia Puac. Novicia MAR

24 de junio de 2017

LECTIO DIVINA: XII DEL TIEMPO ORDINARIO. Mateo 10, 26-33




CONTEXTO:
Este texto se desarrolla en el marco del envío de los primeros misioneros. Jesús los invita principalmente a no tener miedo y a ser fieles en el testimonio en medio de las dificultades, los instruye sobre cómo es el trabajo que les está encomendando, cuáles son las características de un verdadero testigo suyo en el mundo.  Estas palabras se actualizan en cada uno de nosotros porque todos somos misioneros del Evangelio.
                  
TEXTO
En aquel tiempo dijo Jesús a sus apóstoles: “No tengan miedo a los hombres, porque nada hay encubierto que no llegue a descubrirse;  nada hay escondido que no llegue a saberse. Lo que les digo en la noche díganlo en pleno día, y lo que escuchen en el oído pregónenlo desde la azotea. No tengan miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. No, teman al que pueda destruir con el fuego alma y cuerpo. ¿No se vende un par de gorriones por unos cuartos? Y, sin embargo, ni uno solo se cae al suelo sin que lo disponga su Padre. Pues ustedes hasta los cabellos de la cabeza los tienen contados. Por eso no tengan miedo; no hay comparación entre ustedes y los gorriones. Si uno se pone de mi parte ante los hombres, yo también me pondré de su parte ente mi Padre del cielo. Y si uno me niega ante los hombres, yo también lo negaré  ante mi Padre del cielo.”



¿QUÉ DICE EL TEXTO?

Mateo presenta tres momentos fundantes en la vida y formación del apóstol misionero, recordemos que este texto presenta un carácter instructivo para la misión de ser sus testigos en el mundo.
En la primera parte (v.26) Jesús exhorta a sus apóstoles a no tener miedo, para que cuando los hombres  empiecen a levantar falso testimonio contra ellos sepan que todas las cosas siempre salen a la luz de la verdad, que nada se puede ocultar perpetuamente, porque luego les dice; “nada hay escondido que no llegue a saberse…”.

Continua diciendo (v.27) que todo lo que están aprendido con él, en la escuela de Jesús, que no se queden con ello sino que lo comuniquen; he aquí que utiliza esta imagen “proclámenlo desde la azotea” indicando que ya no desde lo escondido y lo íntimo.

En el segundo momento (vv. 28-31) exhorta nuevamente a que no tengan miedo a los que matan el cuerpo, es decir, a los que los persiguen para matarlos porque ellos no pueden matar sus almas pero que sí tengan cuidado con aquel que si ataca el alma, el enemigo. Jesús también les hace saber que así como los pajaritos no perecen sin que el Padre lo permita, así ellos estarán protegidos por el Padre de los cielos cuando sean perseguidos a causa del Evangelio y contra el enemigo, y porque ellos valen mucho más que un pajarito del campo, que por eso no hay nada por qué temer.

En el tercer momento (Vv. 32-33) los llama a la fidelidad al momento de dar testimonio de él ante los hombres. A medida que el discípulo misionero crezca en la fidelidad a Cristo es correspondido de la misma manera ante el Padre. Ciertamente Dios permanece fiel en todas sus promesas pero cuando el discípulo no produce los frutos que le corresponde cuando sea  presentado ante el Padre si no tiene nada que presentar, Jesús le dirá;  “Y si uno me niega ante los hombres, yo también lo negaré  ante mi Padre del cielo.”

¿QUÉ ME DICE EL TEXTO?
Jesús conoce a cada uno de sus amigos; sabe que tan fuerte o tan débil es su fe; sabe de sus debilidades pero también de sus fortalezas, por eso los va preparando para la tarea misional advirtiéndoles  de los riesgos que van a correr en ella. También los anima y los invita a la fidelidad.  La labor misionera que todo cristiano bautizado tenemos nos lleva a ver estas palabras, a hacerlas nuestra.  A mí me pide sacar los miedos que me llegan al ver las realidades de nuestra sociedad y de saber que en medio de todo esto estoy llamada a ser evangelizadora;  pero primeramente tengo que estar en la intimidad del maestro para llenarme de él para luego compartir con los demás.
 
Ciertamente que ser testigo de Dios en nuestro mundo parece ser muy difícil por las distracciones de la propia sociedad, pero también vemos la realidad en los países del oriente en que muchos cristianos son perseguidos por su fe en Cristo Jesús. Me dice que las palabras de Jesús siguen vigentes; el cristiano ha sido perseguido y sigue siendo perseguido pero que el Señor es fiel a su promesa de estar con sus testigos en el mundo, y la gran prueba de su presencia es que  la “sangre de mártir es semilla de muchos cristianos”.  A pesar de las persecuciones, la fe en Cristo no se ha muerto, sigue firme; es pues una llamada a que permanezca firme en mi fe a pesar de las dificultades de la vida porque muchos hermanos están pasando por el suplicio del martirio por su fe.


¿QUÉ ME HACE DECIR EL TEXTO?
Señor me has llamado a ser tu testigo desde mí ser bautizada. En el trascurso de mi vida me has enseñado y me sigues instruyendo en tu Palabra. Hoy me invitas a ser testigo visible ante los hombres de estos tiempos en que vivimos con mi ejemplo de vida cristiana en medio de mi comunidad, con mis hermanas, en la calle, con todas las personas con que comparto el día a día.

Me invitas a dar testimonio sin miedo; que las contrariedades de la vida no sean un obstáculo a mi misión. Me animas y me prometes tu protección de todo mal, también me invitas a la fidelidad, a la coherencia de vida.  Concédeme la gracia de serte fiel en cada momento; aumenta mi fe en ti, sabes que soy débil que caigo fácilmente en la incoherencia; ayúdame a no perder de vista mi camino;  que mantenga fija la mirada en ti que eres mi camino para llegar al Padre.
Gracias Señor por no dejarnos solos en el caminar de nuestra vida de testigos de tu evangelio, de llamarnos a ser tus discípulos, de ser mediadores, para que sigas llegando a muchos corazones de hombres de nuestro tiempo; gracias sobre todo a tu fidelidad con cada uno de nosotros.

CRUZ MATILDE AJPACAJÁ. NOVICIA MAR