30 de noviembre de 2014

CONTINUAMOS AVANZANDO EN EL VI CAPÍTULO Y COMPARTIENDO EN FRATERNIDAD

En este día tuvimos solo la  mañana de sesión de Capítulo. A las 7.00. a m. nos dimos cita para realizar la oración y laudes en la celebración del primer Domingo de Adviento y en el marco de la apertura del año de la Vida consagrada. La liturgia, muy vivencial, nos motivó a vivir este año con fidelidad y vigilancia y desde la actitud de María, llena de Esperanza. 
En la sesión del Capitulo, continuamos poniendo en común el trabajo realizado el día anterior sobre el tema de la formación inicial. 
Agradecemos los mensajes recibidos de:  
Las hermanas que están en estos momentos en la casa Provincial MAR de Bogotá.

Las hermanas de la comunidad del Convento de la Merced de Cali. 

Las hermanas de la Comunidad MAR de Cariacica, Brasil. 

El grupo FRAMAR de Restrepo. 

Las Hermanas Marisa Martínez y Rosalina Menegheti.

Las hermanas MAR de la comunidad de Tauramena.

A las 11 a.m. celebramos la Eucaristía, que fue presidida por el P. Elkin Narváez, diocesano. 

Posteriormente, la Provincia nos brindó un sabroso almuerzo y la familia Salazar un delicioso helado. Ya en casa, celebramos una hermosa liturgia integrando vísperas y rosario y se nos ofreció ver en casa la película: "Golpes a mi puerta", basada en una historia real de dos religiosas que en tiempos de dictadura son fieles a su conciencia, dando testimonio martirial una de ellas. 
















29 de noviembre de 2014

REFLEXIONES EN TORNO A LA FORMACIÓN INICIAL EN EL VI CAPÍTULO PROVINCIAL

Agradecemos nuevamente un día más de trabajo y reflexión asistidas por la gracia del Espíritu Santo que se ha ido manifestando desde el inicio de la mañana. Una liturgia Maya, propia de la cultura Guatemalteca nos ha llevado a reflexionar y a agradecer los pilares de nuestro carisma que son nuestros fundadores,  así como los pilares de la vida: el agua, el sol, la tierra, el viento. 
La Eucaristía fue celebrada por el P.Fredy Vallejo, OAR; agradecemos de corazón la solidaridad de nuestros hermanos agustinos recoletos. 
De los mensajes recibidos agradecemos: 
A las hermanas MAR de Quito-Ecuador. 
Al grupo FRAMAR de Pasto.  
Al grupo FRAMAR de Barranquilla. 
Durante parte de la mañana continuamos el trabajo de estudio y análisis del informe económico. Posteriormente en lo restante del día, se hizo el estudio y revisión de las etapas iniciales de formación. 















Lectio Divina, I Domingo de Adviento-Ciclo B

“¡Atención!”
Marcos 13, 33-37

Hemos de amar y esperar, como santamente nos exhortas,
la venida del Señor (San Agustín, Carta 199,14).



Con el primer domingo de Adviento iniciamos un nuevo año litúrgico, una nueva oportunidad de encuentro con Jesús a través de su Palabra, que “no pasará” (Mc 13,31). En este nuevo ciclo la Iglesia nos propone la lectura y meditación del Evangelio según san Marcos, que nos invitará, básicamente, a responder dos preguntas: “¿Quién es Jesús?” y “¿Quién es el verdadero discípulo?”. Dos preguntas vitales para la vivencia de nuestra fe, para el seguimiento a Jesús.

El adviento nos va poniendo en sintonía para dar estas respuestas, nos prepara para recibir al Dios Humanado, al Verbo Encarnado cuya inigualable humildad nos confronta profundamente y nos enruta en el camino del discipulado.

1.   Invocatio

Espíritu Santo de Dios, Tú eres quien nos dispone a escuchar la voz de Jesús a través de su Palabra; Tú eres el Hortelano que cuida y hace germinar su semilla en nuestros corazones para que produzca los frutos del Reino; Tú eres quien nos da la fortaleza para asumir el Evangelio y testimoniarlo con nuestra propia vida; Tú eres el que nos permite permanecer atentos a los signos de salvación que Dios suscita en nosotros y en nuestro alrededor…

Me sumerjo alegre en el mar de la Buena Noticia porque Tú estás conmigo y me diriges certeramente hacia la voluntad del Padre. Por tu acción, al igual que María, mi Madre, quiero decir “¡hágase en mí!”.

2.   Lectio

33¡Estén atentos y despiertos, porque no conocen el día ni la hora!
34 Será como un hombre que se va de su casa y se la  encarga a sus sirvientes, distribuye las tareas, y al portero le encarga que vigile.
35Así pues, estén atentos porque no saben cuándo va a llegar el dueño de la casa, si al anochecer o a medianoche o al canto del gallo o de mañana; 36que, al llegar de repente, no los sorprenda dormidos.
37Lo que les digo a ustedes se lo digo a todos: ¡Estén atentos!



·        Contextualización

 “En su caminar en la historia, nos enseña este discurso, los discípulos deben estar atentos ante los peligros externos (los falsos profetas, la persecución) y los peligros internos (perder de vista al Señor). Pero no todo es negativo, en medio de la oscuridad se asoma una esperanza. Cuando llegamos a la última parte del discurso (13,28-37), Jesús cuenta dos parábolas: comienza con la parábola de la higuera (13,28-32) y termina con la parábola del patrón ausente (13,33-37).

El tema de estas parábolas es la venida del Hijo del hombre. Las imágenes nos ponen ante situaciones de ausencia, pero ausencia provisional, en la expectativa del regreso: cuando se asoman las ramas tiernas de la higuera el verano todavía no ha llegado, pero se sabe que vendrá irremediablemente (13,28-32); cuando los empleados están encargados de la casa, el patrón todavía no está presente, pero a su tiempo él llegará para pedirles cuentas (13,33-37).

Así se retoma la inquietud de los cuatro discípulos, Pedro, Santiago, Juan y Andrés, quienes observando la belleza del Templo y ante la advertencia del Maestro de que éste llegaría a su fin, solicitaron: “Dinos cuándo sucederá eso, y cuál es la señal de que todas estas cosas están para cumplirse” (13,4).

No se pueden hacer previsiones matemáticas sobre el día en que llegará el fin ni tampoco nadie conoce el tiempo de su segunda venida: “De aquel día y hora, nadie sabe nada, ni los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sólo el Padre” (13,32).

Con esta idea comienza el pasaje que vamos a considerar: no se sabe el tiempo de la “venida”. A los discípulos se les dice: “porque ignoráis cuándo será el momento… porque no sabéis cuándo viene el dueño de la casa” (13,33b.35b). A la luz de esta realidad se sacan las consecuencias para el discipulado: ¿cuál debe ser su actitud en el tiempo de la espera?


El pasaje le ha dado importancia a la espera nocturna. Esto puede estar asociado a lo que hacían los primeros cristianos al reunirse. Recordemos que la asamblea dominical de la primitiva Iglesia duraba la noche entera. Lo hacían en espera del alba del primer día de la semana, el día del Señor (el “dies dominica”). Los cristianos al esperar la venida de Jesús, el Señor resucitado, vivían con mayor intensidad esta espera, siempre estaban en tiempo de Adviento.


Pero la vigilia tiene un gran valor espiritual. La “vigilia” no es un paliativo para olvidarse de los miedos o las preocupaciones de cada día. Todo lo contrario, la noche representa el tiempo de la crisis que provoca la soledad, que reaviva los temores y las angustias.

La vigilia tiene aspectos y significados diversos: hay quien vela porque no consigue encontrar el equilibrio y la serenidad del sueño; también hay quien vela porque una tarea urgente para el día siguiente y no cuenta con más tiempo; hay quien vela porque está en una fiesta hasta el amanecer. Hay padres de familia que velan esperando al cónyuge o al hijo fuera de casa; hay personas que velan esperando la muerte de un agonizante; hay quien vela porque está enfermo; hay quien vela trabajando por los demás.

Según esto, la vigilancia se hace más intensa durante la noche, que es precisamente cuando se hacen más oscuros los significados y valores de la vida.

Esperar la venida del Señor, no aguardar pasivamente la solución de los problemas personales, familiares o sociales como un cambio espectacular que llega de repente. Una espera milagrerista sólo provoca nuevas desilusiones.

Un discípulo de Jesús sabe que cuenta con la fidelidad de Dios, quien se manifiesta en los signos de la historia y en cada encuentro cotidiano, donde es llamado a comprometer toda su responsabilidad”[1]

3.   Meditatio


En un momento de silencio dejemos que esta Palabra hable a nuestra vida. Preguntemos al Señor, que habita en lo profundo de nuestro corazón, qué nos quiere decir con este texto…

Tal vez nos pueden ayudar las siguientes preguntas: ¿qué me pide “vigilar” hoy el Señor?,  ¿realmente estoy atento a su Palabra, a sus invitaciones, a lo que Él me quiere conducir?, ¿cómo me encuentra, espiritualmente hablando, la llegada del Adviento?, ¿qué proyecciones puedo realizar para que éste no sea “un tiempo litúrgico más”?, ¿de qué forma preparo mi corazón para que sea Pesebre?, ¿descubro algún contenido misionero en este pasaje?

4.   Oratio

Quiero esperarte, Señor. A veces me distraigo en cosas de poca importancia; a veces mis oídos no son capaces de escucharte tocando insistentemente a mi puerta; a veces mi mirada corre tras brillos fugaces, cuando Tú eres la única Luz Verdadera; a veces mis pies olvidan pisar sobre tus huellas…

Pero a pesar de todo quiero esperarte, Señor; quiero permanecer atenta a los diversos caminos por donde llegas; quiero aprender a descubrirte allí donde antes no te había visto, quiero esperarte, Señor.

Cuento contigo; mantén con tu Gracia mi corazón despierto,  para que sepa reconocerte a lo lejos, para que cuando llegues me encuentres realizando la tarea que me encomendaste.  Te amo Jesús mío, gracias por estar aquí.

5.   Contemplatio/Actio

Nos damos un tiempo para estar en silencio con Jesús, para dejarnos envolver por su amor transformador y amarle con toda nuestra existencia… desde allí proyecto las acciones que me permitirán hacer vida esta Palabra y me lanzo con alegría y confianza total hacia donde el Señor me sugiere.

 Yolenny Ramírez Corporán






[1] Oñoro. Fidel: Lectio Divina dominical. Disponible en www.homiletica.org

28 de noviembre de 2014

ELECCIONES DE LA MESA PRESIDENCIAL, SECRETARIA, ESCRUTADORAS Y COMISIONES DEL VI CAPÍTULO

Iniciamos la jornada de este día con la oración de laudes con matiz penitencial y en torno a unos símbolos que tienen que ver con los sentidos y nuestros pecados por no construir reino a través de ellos.

Ya iniciada la sesión del capítulo se dio comienzo a la oración, la lectura y aprobación del Acta.

Los mensajes que hemos recibido:

Bogotá: una carta del P. Juan de Dios Tibocha, OAR, secretario provincial de Ntra. Sra de la Candelaria, donde da a conocer a todos los religiosos y familia agustina el acontecimiento de este capítulo provincial MAR. Agradecemos inmensamente este detalle de nuestro hermano, así como la participación de todos los padres agustinos recoletos en nuestras celebraciones.
Barranquilla: saludos de las hermanas MAR
Manizales: La comunidad del Seminario  filosofado de La Linda: Fr. Alonso Rstrepo. OAR
Cali: El grupo de FRAMAR.
Yopal: el grupo de FRAMAR.
Cali: Colegio de Nuestra Sra. de la Consolación.
Bogotá: Agustinas recoletas de los enfermos.
Agradecemos todos los mensajes recibidos.

Seguidamente se dio a conocer el informe económico de la Provincia, con la participación de los asesores Dr. Luis Carlos Mora y nuestra contable Carmen Pirabán.

En la tarde, se dio apertura a las elecciones para la mesa presidencial, secretaria, escrutadoras y comisiones.

La mesa presidencial quedó conformada por:

Presidenta: Hna. Myrian Neira, Superiora General

1ra. Moderadora: Hna. Nohelia Calle Ríos.

2da. Moderadora: Hna. Nieves María Castro Pertíñez

Secretaria: Hna. María Esperanza Machuca

Escrutadoras:

1. Hna. Cecilia Pérez
2. Hna. Irma Josefina Bulux

Para el estudio del Informe Provincial, la comisión conformada por las hermanas: Blanca Edilma Tapasco, Deysi Leiva, Ruth Cardona.

Para el estudio del Informe económico, la comisión conformada por las hermanas: Martha Solange, Cecilia Pérez y Sofia Espinosa.

Posteriormente, el p. Javier González, oar, ecónomo de la Provincia Ntra. Sra de la Candelaria nos dio una charla acerca de la economía y en base al documento “la administración de los bienes eclesiásticos al servicio de lo humano y de la misión”. Fue muy iluminativo su aporte y sobre todo desde la vivencia agustiniana.

Seguidamente, como culmen  del día celebramos la Eucaristía presidida por el P. Javier González, OAR.


Una vez más, un  día más, agradecemos tanta generosidad de parte del Señor y seguimos pidiendo oraciones a todos nuestros lectores. 








¡¡MUCHAS FELICIDADES!!


La distancia no nos impide celebrar hoy con alegría el cumpleaños de nuestra hermana Agustina Rodríguez.
Damos gracias a Dios por su vida y por su vocación y elevamos especialmente hoy nuestra oración pidiendo al Señor que derrame sobre ella abundantes bendiciones y que le permita seguirle en fidelidad.

Extendemos también nuestra felicitación a las hermanas Nora Ortiz y Simonia Natal, que también están de cumpleaños.


A las tres les mandamos un caluroso abrazo y todo nuestro cariño.

¡¡Muchas felicidades!!

27 de noviembre de 2014

ESTUDIO DE LA ESTRUCTURA ORGANIZATIVA 2015-2017 DE LA PROPUESTA AL VI CAPÍTULO PROVINCIAL

¡NO TEMAS, TE BASTA MI GRACIA!
Iniciamos la mañana con la oración de laudes y la celebración de la Eucaristía presidida nuevamente por el P. Raul Castaño Valencia, Terciario Capuchino.

Una vez en la sala capitular después de la oración al Espíritu Santo se prosiguió con la lectura del acta anterior y su aprobación.

La Hna. Miriam Neira, Superiora General nos hizo entrega de  unas sabrosas almendras españolas, recogidas en la casa de Monteagudo y procesadas por nuestras hermanas Consejeras Generales Elisa y Rosalina, así como el envío de un turroncito español de las hermanas de Las Gabias (Granada). ¡MUCHÍSIMAS GRACIAS HERMANAS!

Los mensajes recibidos que agradecemos inmensamente junto con los de los días anteriores han sido:

Bogotá: Fr. Jairo Orlando Soto. OAR
Bogotá: Hermanas Agustinas Recoletas de los Enfermos (ARE), Hna. Alicia Rico Perdón.
Barranquilla: Institución "Las Mercedes  Colegio San Pablo".
Roma: Fr. Juan Pablo Martínez, OAR
Bogotá: Seminario- Teologado OAR: Fr. Jeison Javier Barrios Simancas, OAR.
Guamote (Ecuador): Hnas. MAR Marisol, Nereida y Olga.
Barranquilla: Hna. Evangelina Oviedo. MAR.

Prosigue la sesión con la intervención del Lic. Héctor, Gerente de Proyectos, nuestro asesor en la propuesta presentada.  En este día estudiamos la Estructura organizativa, donde todo plan estratégico necesita una estructura que se ajuste a los desafíos planteados. La Hna. Olga Lucía Pérez, hace la presentación del Organigrama y Héctor explicita el propósito de la misma. Posterior a los comentarios y aclaraciones pertinentes, se pasa a hacer la lectura por grupos sobre este punto, llevándolo a Plenaria con sus respectivas resonancias y compromisos.

En la tarde se continuó la tarea y se hizo el cierre de la intervención de Héctor, agradeciéndole toda la Asamblea su liderazgo, sencillez, escucha, respeto y ayuda excepcional brindada para el logro del objetivo propuesto para este Capítulo.

Así la Hna. Mirian comenta que se da por terminada la fase del informe de perspectiva. También se agradece la participación de la laica Hilda Inés Cortés quien estuvo representando el FRAMAR durante toda la elaboración de la propuesta y su presencia hasta el día de hoy en la Asamblea capitular.

Agradecemos de especial manera el gesto cariñoso de nuestros hermanos Terciarios Capuchinos (quien tienen asumida la capellanía del Noviciado), por traernos una hermosa y deliciosa torta a todas las capitulares y novicias.

Agradecemos al Señor su paso por nuestras vidas.