31 de diciembre de 2013

FELIZ AÑO NUEVO 2014


LA COMUNIDAD DEL NOVICIADO LES DESEA UN AÑO NUEVO 2014 LLENO DE BENDICIONES.
AGRADECEMOS AL SEÑOR TODAS LAS GRACIAS RECIBIDAS EN EL AÑO QUE DEJAMOS...TODAS LAS OPORTUNIDADES DE CRECIMIENTO HUMANO Y ESPIRITUAL Y TODAS LAS ORACIONES DE NUESTRAS HERMANAS Y HERMANOS.
 
PEDIMOS AL DIOS DE LA VIDA NOS SIGA CONCEDIENDO GRACIAS ABUNDANTES PARA QUE PODAMOS VIVIR EN RADICALIDAD EL EVANGELIO DE CRISTO Y PODAMOS LLEVAR NUESTRO CARISMA A CADA UNO DE LOS RINCONES DE ESTE MUNDO.
 
NUESTRA MADRE MARÍA NOS ACOMPAÑE EN ESTE ITINERARIO FORMATIVO.
 
NOS UNIMOS A TODAS Y TODOS LOS QUE SIGUEN ESTE BLOG PARA QUE EN UNIÓN DE CORAZONES CONTINUEMOS ALIMENTANDO EL TESTIMONIO DE NUESTRA FE.
FELIZ AÑO NUEVO!!!!!!!!!!!!!!


 


30 de diciembre de 2013

Conociendo nuestra historia...Madre Esperanza Ayerde de la Cruz

“El Amor fue su Peso” en toda su vida Misionera.
Pequeña Biografía de Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz:
Nace en Monteagudo, el 8 de junio de 1890. Ingresa en el Real Convento de la Encarnación de las Agustinas Recoletas de Madrid el día que cumplía 27 años. Su vida transcurre en medio de la respuesta fiel a quien la había llamado a una vida de clausura. El 19 de Mayo de 1921 realiza la profesión perpetua. Pero una visita inesperada le cambia el rumbo de su vida. Monseñor Francisco Javier Ochoa, OAR, prefecto Apostólico de Kweitehfu, China, pide voluntarias para ir a trabajar en la misión que le habían confiado. Junto con las Madres Ángeles García y Carmela Ruiz del Convento del Corpus Christi de las Agustinas Recoletas de Granada, sale el 3 de febrero de 1931.

Vive, trabaja y se entrega con gran ardor misionero. En 1940 regresa a España con el fin de buscar vocaciones. El de octubre de 1941 abre la casa noviciado en Monteagudo.

Debido a las dificultades de comunicación con las Agustinas Recoletas de Filipinas, congregación a la que se habían unido las misioneras mientras estuvieran en China, la Santa Sede le concede las prerrogativas de superiora general. Al separarse de dicha congregación se solicita la erección de una nueva con el nombre de Agustinas Recoletas Misioneras de María, solicitud que es concedida el 18 de enero de 1947. La Santa Sede nombre a la Madre Esperanza, superiora general.

Ve la congregación extendida por España, Colombia, Brasil, Venezuela, Argentina y Ecuador.

Estos primeros XIII Capítulos de la vida de la Madre Esperanza Ayerbe de la Cruz, fueron muy interesantes porque me ayudaron a conocer más sobre su vida y así conocer más sobre como nació nuestra Congregación de Misioneras Agustinas Recoletas.

Su entrega tan incondicional a Cristo, a quien ella siempre llamó “Mi único Amor” la va llevando a ir cultivando una vida de profunda intimidad con Dios, de una gran cercanía y un amor muy especial para con sus hermanas de comunidad.

Fue una mujer con una sensibilidad muy grande antes las necesidades de los demás. Y a lo largo de su vida misionera se fue caracterizando por su sencillez, alegría y por su trabajo. Vivió siempre  una intensa actividad misionera entregándose completamente sin guardarse nada.

Como Misionera fue: De gran  sensibilidad, sacrificada y consciente de la labor en nombre de Dios y de la Iglesia.
Como Agustina: Fraterna, cariñosa, sencilla, servicial, reflexiva y alegremente serena.
Como Recoleta: Orante, amante de Jesús Eucaristía, de la cruz y el sufrimiento.

 “TODA  MAR QUE QUIERA HACERSE DIGNA DE TAL NOMBRE, NO DEBE BUSCAR NI QUERER NUNCA EN ESTE MUNDO, SINO LA GLORIA DE DIOS Y QUE TODO HONOR, TODA ALABANZA Y TODA GLORIA SEAN SÓLO PARA EL” (M. Esperanza) 

Agustina Rodríguez. Novicia MAR

29 de diciembre de 2013

NOS VISITA...


Ayer, antes de ir al aeropuerto, recibimos la grata visita de la Hna. Ana Delia López, misionera agustina recoleta, colombiana, pero perteneciente a la provincia de Santa Rita. Procedente de Argentina, llegó a Bogotá a realizar sus vacaciones. Agradecemos su presencia y saludo a la comunidad del Noviciado.




 

28 de diciembre de 2013

LECTIO DIVINA FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA -Mt 2,13-15.19-23


P. Julián Montenegro, oar. desde Perú. ¡Qué hermosa es nuestra familia universal!
CONTEXTO: Después que nació Jesús, los magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando por el rey de los judíos, y guiados por la estrella, encontraron al Niño para adorarlo. Fueron advertidos por medio de un sueño de que no volvieran a casa de Herodes.

¿QUÉ DICE EL TEXTO? De igual forma José es advertido por el ángel, (v.13) para que huya con María y el Niño a Egipto porque Herodes busca al pequeñito para matarlo. José obedeciendo al ángel partió hacia Egipto (v.14), residiendo allí hasta la muerte de Herodes y cumpliéndose así la profecía (v.15). Cuando murió Herodes el ángel avisó en sueños nuevamente a José pidiendo su regreso (v. 19-20). José obediente, tomando al Niño y a su madre, vuelve a Israel (v. 21), retirándose a la provincia de Galilea, por miedo a Arquelao (v.22). Se establecieron en Nazaret, para que se cumpliera la profecía de que Jesús se llamaría el nazareno (v.23).
La crueldad sanguinaria de Herodes, que afectó al recién nacido y a su familia, es un dato histórico de aquellos tiempos turbulentos por los que atravesaba Palestina bajo la opresión del tirano. Así lo recoge el evangelista, pero no como historiador, sino como un teólogo que lee la historia, la interpreta a la luz de la Palabra de Dios y después la vierte en un relato dramático, el instrumento literario que más se presta a la evocación simbólica y a la reflexión.  El evangelista nos dice que Jesús es el nuevo Moisés quién, a través de un nuevo Éxodo, llevará a su pueblo, asumiendo el exilio y la persecución, hacia una nueva y definitiva liberación. Pero no solo a su pueblo Israel, sino a todos los pueblos de la tierra. Mateo insinúa esta dimensión con el  nombre del lugar donde se establece y donde comenzará su vida pública: “Galilea”, “el distrito de los paganos”, la provincia más extranjera y más paganizada de Palestina. La pincelada final del retrato de Jesús tiene también su intención: “será llamado Nazareno” (v.23) en alusión a la aldea perdida donde vivió como artesano carpintero durante años; ser de Nazaret era considerado como ser un “don nadie”. El evangelista Juan lo dirá más explícitamente por boca de Natanael: ¿acaso puede salir algo bueno de Nazaret? (Jn 1,46)[1].

¿QUÉ ME DICE A MI EL TEXTO? Me Fijo en  cómo actúa el Ángel de Dios con José. No le desvela el futuro, sino que le ordena sobre la marcha: "¡Huye!", "¡Vuelve!", "¡Ve a Nazaret!". A cada día le basta su afán. Es una especie de exilio lejos de las certezas y los planes tranquilizadores. La fe consiste en un perpetuo éxodo. Estar en las manos de Dios como en un desierto... Aprender a vivir en comunión con Jesucristo, solidario de los exiliados y los extranjeros. Conocer el incesante peregrinar de una Iglesia que no tiene en este mundo ciudad permanente. Levantarse cada dos por tres, a mitad de la noche, porque se ha escuchado un grito: el grito de los inocentes, el grito del Inocente que carga con el pecado del mundo en un interminable vía crucis. Es el desvelo de la mamá y el papá que en su misión de cuidar, proteger y amar hace lo que sea con tal de salvar a su hijito.
Me fijo en Herodes, en su  cólera. El falso rey de los judíos (él, que no era judío, había usurpado el trono de Judea con el apoyo de los Romanos, y ahora temía por su título y su corona). Los "Herodes" de hoy andan sueltos atentando contra la familia, cambiando sus planes y proyectos de unidad. Es el Herodes de la explotación, del consumismo; el Herodes que mata la comunicación y el diálogo en la familia por medio del activismo, de los patrones de conducta que fija la sociedad en deterioro de los valores humanos y cristianos. Es el Herodes que quiere romper la integridad y vocación de la familia, destruyendo al niño, o al padre, o la madre; cambiando el rostro familiar por otras formas inverosímiles de hacer una familia.

Me fijo en Jesús. Al mencionar la matanza de los inocentes y la huida a Egipto, Mateo cita dos palabras de los profetas Oseas y Jeremías referentes a las pruebas que soportó el pueblo de Dios en el pasado. Jesús ha de vivir en el destierro y en la angustia, como sus antepasados. Empieza la persecución cuando nace, y lo acompañará hasta la muerte. Evoco aquí las palabras del apóstol, “vino a los suyos (La Luz), y los suyos no la recibieron” (Jn 1, 11-12). Jesús, Señor de la Historia, ¡lo asumiste todo!; nacer pobre y nacer Mesías llevaba implícito una existencia en riesgo, como la de tantas familias desoladas por el hambre, la injusticia, la guerra y la lucha por la tierra.
Me fijo en José. En los relatos de la infancia de Mateo, el peso de la acción lo lleva José, movido siempre según la voluntad de Dios, expresada a través del sueño y del ángel. El texto nos presenta a la sagrada familia víctima, como tantas otras, de la histeria de poder y del despotismo de Herodes. Nada del dolor humano ni de la injusticia le fue ajeno a ella, Jesús no nació en el mejor de los mundos, sino en el mundo real de todos los tiempos. Pero ni el dolor humano ni la injusticia del mundo real le son ajenos a Dios, quien desde el origen mismo de la existencia de Israel se ha manifestado como un Dios con los perseguidos. Los personajes bíblicos saben de este Dios y se abren confiadamente a Él. Esta es la lección de José, cabeza visible de una familia tan indefensa como entonces lo era la compuesta por un hombre del pueblo, una mujer y un niño. Sería probablemente incorrecto decir que a José le salió todo bien; lo correcto es, más bien, decir que José vio el brazo salvador de Dios en los acontecimientos que le tocó padecer. Toda una lección de transcendencia para nosotros, presos más de la cuenta por las cuentas y los cálculos.
Me fijo en definitiva en el ejemplo de la familia de Nazaret. Celebramos la fiesta de la Sagrada Familia. Acabamos de celebrar el día de Navidad. Hoy reforzamos cómo tiene que vivir Jesús en el seno de una familia que conlleva dificultades y como ésta familia nos da el  ejemplo de cómo vivir en plena unidad, con gozo, sabiendo sobrellevar todas las preocupaciones que surgen cada día.

La familia de Jesús no tuvo privilegios; conoció sinsabores, preocupaciones, dificultades, por eso hoy se nos enseña a través del protagonista José. José apostó por la vida y por aquello que le encomendaron: protegiendo, arriesgando, donándose plenamente al proyecto amoroso de Dios.  Admiremos el valor, la obediencia de este hombre y testimoniemos con nuestra vida que el amor es lo que vale y lo único que nos humaniza.
¿QUÉ ME HACE DECIRLE EL TEXTO A DIOS?  Te veo Señor, pequeño en los brazos de María, que tiene el corazón brincando ante el peligro y el riesgo que corre tu vida. Te veo Señor, en José, que intuye todas las especulaciones del maligno y lee todos los signos divinos para protegerte. Te veo Señor, en esta familia, humana y divina, que ha puesto la carne en la brasa para que no sucumbas ante la cólera del que te quiere hacer desaparecer. Pero, también siento Señor, que me quieres decir, que ya desde tu encarnación y nacimiento asumiste la vida corriendo la suerte del pobre y del perseguido. Ahora Señor, arrodillo mi corazón ante ti, para pedirte perdón por las veces que no secundo  mi proyecto al tuyo. Lo tuyo es comunión, fraternidad, ternura y cariño derramado en cada ser humano. Y cada ser humano, con la capacidad de tu Espíritu estamos llamados a repartir y repartir amor.

Siento el dolor de tantas familias que sufren, por el atropello del hambre, la incomprensión, la falta de trabajo, la desorientación y la falta de fe en ti para que el hogar se sostenga. Por eso, quiero pedirte, mi Señor, que vuelvas a inundar el corazón del hombre de tu pleno amor, a fin de que ningún niño sufra, ninguna madre sienta tanto dolor por el hijo enfermo o perdido, y ningún papá renuncie por cobardía  o egoísmo a su misión protectora y amorosa de cabeza de familia.
Enséñanos a todos  a obedecer como José, intuyendo tú paso por nuestra vida y tu petición para que optemos por la vida, a pesar de tanta muerte. Te pido  por nuestras familias, para que crezca en ellas la fe; para que el dar amor en las pruebas, en las dificultades, en las persecuciones sea lo prioritario. Necesitamos Señor tu auxilio  para quitar nuestras estructuras tan fijas y saber llevarlas a otro camino. Te presento Señor, el dolor y la alegría que hay en cada familia, la ilusión y la esperanza, los gozos y las tristezas; apiádate de tanto desastre familiar e irrumpe con tu amor en el corazón de cada papá y mamá que son los únicos que en definitiva pueden salvar la orientación de esta  nuestra sociedad.

Tú nos has dado el regalo de la fraternidad en nuestro carisma misionero agustino recoleto. Gracias Señor, por entregarnos el don de hacer comunión y vivir como hermanos en la única y gran familia de los hijos de Dios.

Nieves María Castro Pertíñez. MAR

 

 

 



[1] Alonso Schokel, J.L. Biblia de nuestro pueblo. Mensajero 2007. P. 1512

RUMBO A ECUADOR...!!!!!

Bueno, ahora sí, rumbo al Ecuador...Contáis con nuestras oraciones y cariño Yolenny y Brenda. Mucho ánimo y a vivir a plenitud la consagración para la misión. ¡Sean sal y luz!









 

 
 

EUCARISTÍA DE ENVÍO PARA YOLENNY Y BRENDA


Esta mañana por medio de la Eucaristía, hicimos la celebración del envío a nuestras Novicias Yolenny Ramírez y Brenda Ovalle, quienes esta tarde parten para Ecuador a realizar su experiencia apostólica. Nos acompañaron las hermanas de la Provincia, Olga Lucía Pérez, Superiora Provincial, Ana Joaquina Nariño y María de la Paz Guendica. El P. Rubén Franco, terciario capuchino le puso mucho sentido a la celebración del envío, apoyándose en el Evangelio y en palabras del papa Francisco. Nuestras hermanas novicias parten a la misión llevando en su corazón la sabia de nuestra espiritualidad y a Cristo como pasión. Agradecemos al Señor este año de noviciado canónico y todo lo que ellas han aportado para la construcción de la comunidad. También agradecemos al Señor la acogida de nuestras hermanas  misioneras agustinas recoletas de las comunidades de Guamote y Quito, donde nuestras novicias realizarán sus experiencias misioneras. Les pedimos a nuestros lectores, muchas oraciones para este hermoso tiempo que les toca vivir hasta el 1 de junio donde regresarán a Bogotá para  culminar la última etapa de su Noviciado.













 









 

 

 

 

 

 

 

 

DESPEDIDA EN FAMILIA Y CON ILUMINACIÓN NAVIDEÑA


Ayer tarde-noche, invitadas por la familia Salazar, de la fraternidad MAR, asistimos a un paseo citadino por el sector de la residencia Salazar, donde  disfrutamos de espectacular iluminación. Fue ocasión también para compartir y acoger el gesto de esta familia en  despedida a Yolenny y Brenda y llenarnos de las bendiciones que da la amistad. Agradecemos a Dios tanta generosidad.









 
 
 

 

 

 

 

27 de diciembre de 2013

ALGUNAS ACTIVIDADES NAVIDEÑAS 2013

HOLA, AQUÍ ESTAMOS NUEVAMENTE. YA PARECE QUE ESTÁN RESTABLECIDAS LAS REDES. AHORA, POR MEDIO DE ESTAS FOTOS, LES MOSTRAMOS UN POCO DE LO QUE HEMOS VIVIDO EN ESTAS FECHAS NAVIDEÑAS..FALTANDO, CLARO ESTÁ, TODAVÍA ACONTECIMIENTOS QUE VIVIR HASTA QUE SE ACABE EL AÑO.
LAS NOVENAS CONTINUARON HASTA EL DÍA 24 EN LA NOCHE, DONDE CELEBRAMOS LA EUCARISTÍA EN LA PARROQIA DE SANTOS MÁRTIRES GERVASIO Y PROTASIO.

EN LA CASA PROVINCIAL, EL 24 DURANTE EL DÍA COMPARTIMOS CON NUESTRAS HERMANAS DE LAS COMUNIDADES DE BOGOTÁ....

HUBO UN PASEO TURÍSTICO POR EL CENTRO DE BOGOTÁ; TAMBIÉN RECIBIMOS LA VISITA DE NUESTRA HERMANA NAZLY Y SU HERMANITA...ASÍ COMO TAMBIÉN COMPARTIMOS CON LA FAMILIA DE ELSA NUESTROS VILLANCICOS;

AYER, COMPARTIMOS UNA MERIENDA CON NUESTROS VECINOS Y PARROQUIANOS HERMANOS MUY CERCANOS...HAN SIDO DÍAS DE CELEBRAR A CRISTO, NUESTRO REDENTOR...SU CERCANA ALEGRÍA ES TAMBIÉN LA NUESTRA. DESDE AQUÍ, OS ENVIAMOS UN GRAN ABRAZO NAVIDEÑO.



































 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

24 de diciembre de 2013

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO 2014

La comunidad del Noviciado por medio de este video les desea una Feliz Navidad y venturoso Año Nuevo. Pedimos disculpas por el retraso pero estamos sin internet hasta que ETB no nos arregle la línea telefónica. Un gran abrazo de parte de todas.

LECTIO DIVINA 4TO DOMINGO DE ADVIENTO –A- MATEO 1,18-24


CONTEXTO. Estamos a las puertas de la Navidad. El profeta Isaías nos anuncia que miremos, que la virgen está encinta y da a luz un hijo que es el Enmanuel: Dios con nosotros. Esto ya se ha cumplido en el Evangelio que la liturgia nos presenta hoy; San Pablo nos recuerda que el evangelio, la buena noticia de la salvación, ya estaba prometida en las Escrituras santas y todo estaba referido  al Hijo  de Dios, nacido según la carne, de la estirpe de David, constituido según el Espíritu Santo. A Este evangelio le precede la genealogía, donde se nos narra que Jesús es descendiente de David, quedando vinculado el nacimiento de Jesús en la historia de un pueblo, Israel. En Él confluyen la historia de la humanidad y la historia de las promesas de Dios, representadas por Abraham y por David, de donde desciende Jesús, hijo de José.

¿QUÉ DICE EL TEXTO? La cadena de generaciones desemboca, por fin en el último eslabón: un nacido de “virgen”; Mateo se apoya en la promesa de Is 1,14 (1ª lectura).
El v.18: narra cómo sucedió el nacimiento del Mesías, donde María, comprometida con José, quedó embarazada del Espíritu Santo. v.19 José, hombre justo, no reacciona en contra de María, sino que piensa abandonarla en secreto. V.20: Aunque ha tomado la decisión, un ángel del Señor se le manifiesta en sueños y le narra cómo ha sido el embarazo de María. V.21: encomendándole este niño a José. V: 22con ello se cumplirá la profecía del nacimiento del Enmanuel, Dios-con-nosotros. V.24: José  cree  en esta Palabra y recibe a María tal como se lo había ordenado el ángel de Dios   como esposa y permite que nazca el niño sin mantener relaciones con ella.

El texto deja claro dos cosas fundamentales para nuestra fe: que María fue virgen, y su concepción fue obra del Espíritu Santo y que era esposa de José, quien sería por decisión de Dios, el padre adoptivo de Jesús.
Me fijo en María: vive su vocación en clave de decisión. Está decidida a correr todos los riesgos; incluida la lapidación en caso de que José la denuncie. Pero, es tan grande lo que lleva en su seno, que la confianza no la abandona en ningún momento. En una sociedad tan machista tuvo que ser bien difícil mantener la fortaleza. Seguramente, sintió muchas cosas, sobre todo, el qué pensaría José, ya que legalmente estaba desposada con él. Aquello que estaba aconteciendo dentro de ella era inabordable, incomprensible, inaceptable a los ojos humanos; y comprendería las dificultades de aceptación de José. Me imagino a una mujer frágil, pero libre, porque su sí y la gracia de Dios, la fortalecían por dentro para enfrentar lo que viniera. ¡Qué grande eres María, al hacerte sagrario de Jesús encarnado y mediadora entre Dios y nosotros!

Me fijo en José: en su nobleza de corazón, en su humanidad. Un hombre delicado y atento; Lo veo actuar frente al embarazo de María. Él la conocía bien; sabía quien era María; sabía que en ella no cabía la infidelidad; no cabía   una traición de esa índole. Sin embargo, el misterio lo desborda y por respeto a sí mismo y a su propia dignidad debía dejar a María, asumiendo él toda la responsabilidad ante la ley y ante Dios. Veo una actitud muy sabia en José: opta por el silencio que deja lugar a la Palabra. El silencio que disipa toda oscuridad haciendo nacer la luz y dejando un espacio a la Luz que ilumina toda incertidumbre y tiniebla. Porque era justo, no podía denunciar a María; algo allí no encajaba; había desconcierto pero no desconfianza. Amaba tanto a María que no quería causarle daño. Una vez que el ángel calma su temor, José, convertido en padre legal del hijo de María, iniciará su misión e impondrá al futuro recién nacido un nombre: Jesús, (Dios salva) cuyo significado resume toda la nueva revelación que se hará realidad en su vida, muerte y resurrección: “porque él salvará a su pueblo de sus pecados” v. 21[1]. José inicia así su vocación, encubriendo y protegiendo el misterio del Enmanuel: Dios-con-nosotros (v.23), hasta que llegue su hora.
¿QUÉ ME HACE DECIR A DIOS EL TEXTO?. Gracias Enmanuel: Dios con-nosotros. Tú Señor, viviendo con nosotros, residiendo con nosotros, viniendo a mi casa, a mi morada, permaneciendo siempre; siempre permaneciendo. Tú vienes a interrumpir y  a alterar la historia rumbo a la eternidad. Quiero Señor que nuevamente irrumpas en mi, y rompas mis planes, mis proyectos, a fin de que tú seas el cimiento de mi vida.

Gracias Señor, por el silencio de José. El silencio todo lo sana, lo purifica, hace que las cosas tengan otro matiz. Cuando todo parece desbordante y la soledad me acompaña incesantemente, tu me invitas a hacer silencio, para no interrumpir tu acción sanadora y liberadora, salvífica y amorosa.
Creo en ti, Enmanuel, tú me habitas; cada día crece en mí más esta certeza; que me libera de mis dudas, mis miedos, mi porvenir. Creo en el poder de tu Palabra que hoy me revela que tu te hiciste carne por la fe y la obediencia de María y de José.

Ahora nos toca a nosotros; a nuestra historia, a nuestro corazón para permitir que vengas y vivas entre nosotros. Ya está llegando la hora; te abro la puerta Señor…anda, entra. Tengo el fuego prendido, hay calor en mi corazón; todo lo he preparado para ti. Siento que vivo, porque vives en mi; siento que existo porque eres mi origen y mi meta. Siento que acojo mi soledad porque tú la fecundas con dimensiones profundas, hondas, de cara siempre al Misterio.
Ayúdanos, Señor, a obedecer tus criterios para darle cabida al cumplimiento compasivo de tu Palabra en nuestra vida.

Nieves María Castro Pertíñez. MAR 




[1] Schokel, L.A. Biblia de nuestro pueblo, p. 1511

17 de diciembre de 2013

FIESTA NAVIDEÑA CON LOS NIÑOS EN NUESTRA CASA

Esta tarde nos hemos reunido en nuestra casa con un grupo de niños del sector para hacerle una fiesta navideña: Acogida y juegos, novena al Niño Jesús, una merienda y la entrega de su regalo. Esta actividad es patrocinada todos los años por la señora Lucía Fajardo, quien viene acompañada de sus amigas y ofrecen esta hermosa tarde a nuestros niños. Colaboramos con los juegos, la oración y el compartir fraterno. Gracias Señor por estas personas sensibles y solidarias con nuestros pequeños. .