9 de marzo de 2018

PEREGRINOS INCANSABLES


Hombres y mujeres de diferentes edades, estatus social, cultura, lengua y religión realizan peregrinaciones en diferentes partes del mundo y por diferentes razones, pero veamos de cerca las características de este tiempo cuaresmal que estamos viviendo como Iglesia Católica.
Muchos creyentes piadosos realizan peregrinaciones a santuarios donde se celebra a Cristo Nazareno, pero realmente ¿qué es lo que buscan estas personas?, buscan acercarse un poco más a los misterios de Jesús en su camino hacia el calvario, de alimentar y crecer en su fe.
También es importante tener en cuenta que los que no asisten a un acto como éste pueden hacer una peregrinación al propio santuario, es decir, al santuario de nuestro interior, que está habitado por el mismo Dios.
Y entrar en nuestro interior muchas veces nos asusta porque sabemos que solo allí nos encontramos con un “yo” que muchas veces está relacionado con nuestras debilidades, errores del pasado y del presente y del mal que hemos causado a otras personas, especialmente a nuestros seres queridos. Pero al pensar en eso corremos el riesgo de no ver lo bueno que podemos tener, como nuestro “yo”  bondadoso, amoroso, respetuoso, cariñoso y confiado en Dios. 
Cuando emprendemos esta peregrinación, en cada paso que damos somos renovados por el mismo Dios, porque a medida que vamos conociendo nuestras debilidades descubrimos fortalezas o virtudes que nos ayudan a vencerlas, por eso nos convertimos en peregrinos incansables.
CRUZ AJPACAJÁ
NOVICIA MAR

No hay comentarios.:

Publicar un comentario