26 de marzo de 2018

LUNES SANTO

En este día lunes primer día de la  Semana Santa, la primera lectura tomado del libro de Isaías 42,1-7; nos muestra cómo Dios Padre manifiesta su predilección por su Hijo muy amado con quien tiene una estrecha comunión y de la misma manera nos da a conocer su misión como salvador misericordioso y redentor compasivo para con nosotros los pecadores. 
En consonancia con la primera lectura del salmo 27(26), es la respuesta confiada y completamente abandonada del siervo en su Señor quien no abandona nunca a su siervo.  Y por último el evangelista San Juan nos presenta una escena en la que Jesús comparte la cena con sus íntimos amigos. Lázaro a quien resucitó de la muerte, Marta la incansable mujer atenta en el servicio y María quien derrama perfume en los pies de Jesús y los seca con sus cabellos.
Todo el evangelio goza de una riqueza simbólica profunda pero me voy a enfocar en el gesto de María hacía Jesús. La actitud de María también es ejemplo para nosotros de entrega y podríamos preguntarnos. ¿Qué perfume derramaré yo en los pies de Jesús en este tiempo de encuentro con Él?, ¿Estoy preparada para recibirlo en mi corazón y dejar que comparta mi mesa?, ¿En qué momento puedo ser servicial para con mis hermanos que son imagen de Cristo? Y ¿A qué me comprometo renunciar esta semana santa?

GLORIA HERNÁNDEZ.
Novicia MAR



No hay comentarios.:

Publicar un comentario