Cambiar de “dios” a Dios

Imagen relacionada
Ahora que estamos celebrando la fiesta más grande para todo cristiano católico, la Resurrección del Señor, quisiera hablarles de algo muy importante y que debemos tenerlo en cuenta siempre, no sólo en este tiempo pascual, y es cambiar de “dios” en minúscula a Dios en mayúscula.

Y ¿qué quiere decir eso de un “dios” en minúscula y un Dios en mayúscula?

El “dios” en minúscula del que les hablo es aquel que nosotros mismos hacemos, es decir, cuando dejamos que las cosas terrenas ocupen el lugar de Dios, por ejemplo, el dinero, el celular, el alcohol, los negocios ilegales, las infidelidades, la mentira, etc. cuando todas estas cosas ocupan un lugar importante e imprescindible en nuestra vida es señal de que ya lo hicimos “dios”. Y cuando esto pasa créanme que la vida empieza a no tener sentido aunque parezca tenerla, todo se nos empieza hacer monótono, nuestra mirada, pensamientos y actitudes se vuelven individualista y es ahí entonces donde no hay cabida para el Dios con letra en mayúscula.
Por eso, es necesario que dejemos que el Dios con mayúscula resucite en nuestras vidas, para que así sea Él el que reine y no permita que ningún “dios” quiera apoderarse de nuestro corazón.

Tenemos que darle a cada cosa su lugar, incluyendo a las personas. Ser conscientes que cuando hagamos este cambio en nuestra vida entonces la vida tendrá otro color y sabor. Cuando haga el cambio de “dios” a Dios, sabremos que no hay mejor dicha que sentir que lo tiene todo y no le falta nada. Que cuando yo sigo a DIOS hago vida las palabras de San Pablo: 

«Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo». Flp 3:8

Resultado de imagen para Dios en mi vida
Que Cristo Resucitado sea en nuestras vidas ese verdadero Dios con mayúscula.

Jasmeiry De La Cruz
Novicia MAR

Comentarios

Entradas más populares de este blog

INVITACIÓN A LA PRIMERA PROFESIÓN RELIGIOSA

PROFESIÓN RELIGIOSA DE WENDERLYNG

INVITACIÓN: INGRESO AL NOVICIADO